jueves, 28 de noviembre de 2013

TALLER-Emociones en los niños y niñas




TALLER "Emociones de Papel"

Diariamente convivimos con emociones. Nos hacen tomar unas u otras decisiones que nos permiten vislumbrar la vida desde una óptica u otra.

El propósito del taller no es otro que dar a conocer nuestras emociones más básicas a los peques para que vayan aprendiendo a reconocerlas en ell@s mism@s y en l@s otr@s desarrollando la empatía y dialogando con uno mismo para conocerse mejor. También aprender a validar todas y cada una de las emociones que nos invaden porque, todas nos aportan información muy valiosa. Hablamos de la inteligencia emocional.

En el taller no podemos abordar mucho más allá que pasárnoslo bien junt@s nombrando y jugando a reconocer emociones en nosotros@s y en otr@s. Así que dejo aquí un poco más de texto por si alguien está interesad@.








Existen 6 categorías básicas de emociones:

MIEDO. Anticipación de una amenaza o peligro (real o imaginario) que produce ansiedad, incertidumbre, inseguridad.

 El miedo es necesario porque nos permite apartarnos de un peligro y actuar con precaución.

SORPRESA. Sobresalto, asombro, desconcierto. Es una emoción transitoria y nos permite una aproximación cognitiva para saber qué está ocurriendo.

Nos ayuda a orientarnos, a saber qué hacer ante una situación nueva.

IRA. Rabia, enojo que aparece cuando las cosas no salen como queremos o nos sentimos amenazados por algo o alguien.

Es adaptativo cuando impulsa a hacer algo para resolver un problema o cambiar una situación difícil. Puede conllevar riesgos de inadaptación cuando se expresa de manera inadecuada.

ALEGRÍA. Sensación de bienestar y de seguridad que sentimos cuando conseguimos algún deseo o vemos cumplida una ilusión.

Nos induce a reproducir aquel suceso que nos hace sentir bien.

TRISTEZA. Pena, soledad, pesimismo ante la pérdida de algo importante o cuando nos han decepcionado.

La función de la tristeza es la de pedir ayuda . Nos motiva hacia una nueva reintegración personal y hacia la cohesión social, además de ser la emoción más reflexiva.

AVERSIÓN. Disgusto o asco hacia aquello que tenemos delante.

Nos produce rechazo y solemos alejarnos.
...................



No podemos desconectarnos o evitar sentir las emociones pero sí podemos aprender a canalizarlas y entender sobre qué nos están informando. Por ello saber que todas las emociones son válidas y necesarias y que no existen emociones buenas o malas es una base importante para configurar una sana inteligencia emocional.

A veces, ante emociones que producen malestar como el enfado, el miedo o la tristeza, intentamos hacer cualquier cosa para dejar de sentirlas. Sin embargo, esto no funciona!.

Todos tenemos derecho a experimentar todos y cada uno de nuestros sentimientos.

La competencia emocional se define por la "madurez" que la persona demuestra en sus actuaciones tanto consigo misma y con los demás, especialmente a la hora de resolver conflictos ("disgustos") que el día a día ofrece. Estas habilidades pueden ser aprendidas a través de la experiencia cotidiana. Enseñar a manejar las emociones es diferente a reprimirlas.


Para ello acompañaremos al niño a niña en el aprendizaje de estas habilidades:

1.-Identificar las emociones
Implica conocer las señales emocionales de la expresión facial, los movimientos corporales y el tono de voz.

2.- Comprender las emociones. 
Las emociones no aparecen porque sí de la nada, van sujetas a situaciones concretas. 

3.- Expresar las emociones
Expresar las emociones, hablar de cómo nos sentimos nos ayuda a pensar y actuar de la manera más adecuada. Si compartimos nuestras emociones, sean las que sean, nos sentiremos mejor y encontraremos ayuda en los demás.


Siempre tenemos la posibilidad de elegir. Elegir qué hacer con el enfado o la pena, por ejemplo. Podemos optar por formas de descarga que no nos dañen a nosotros ni a los demás. Una gestión adecuada de las emociones nos hace más libres, puesto que nos permite tomar decisiones más sabias que estén alineadas con nuestra manera de ser y de sentir y que, a largo plazo, nos permitan construir nuestra propia felicidad a partir de lo que ya sabemos sobre nosotros mismos.

Para practicar: 
Emocionario. El diccionario de las emociones.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada